Cuando se nota el exceso de brillo ocasionado por grasa en la zona T de la cara lo que se debe concluir es que se está en presencia de una piel mixta, y el cuidado de esta debe ser muy particular.

Y es que lo importante de haber reconocido este tipo de piel es identificar las características que realmente hacen que esta siempre este en sobre exposición, puedes notarlo a través de la presencia de puntos negros, granos repentinos, brillos sudoración constante.

Los tratamientos de belleza para piel mixta cada vez se hacen más presentes dentro del mundo de los cosméticos, ya que este requiere un cuidado que no debe intensificar el cumulo de grasa y la constante hidratación, de igual forma es bueno destacar que los residuos de piel muerta y maquillaje son un factor de riesgo contra esta.

Ahora bien si lo que necesitas es un tratamiento de belleza para la piel mixta ten presente que el primer paso será la limpieza, las personas que tienen este tipo de piel pueden optar una vez por mes por una exfoliación profesional, para retirar aquellos agentes que no están a la vista y le permiten a los poros respirar por completo colaborando así a una mejor circulación a través de toda la piel.

La limpieza de cutis es sumamente importante, donde la extracción de los puntos negros es una de las técnicas más ofrecidas por las cosmetologías y centros de belleza, para retirar estas imperfecciones de tu rostro es necesario hacerlo desde la mano de los profesionales para no deja marcas, cicatrices, enrojecimientos prolongados y cualquier tipo de consecuencia representativa en el rostro.

Date cuenta que luego de estos dos primeros pasos, es necesario que tomes en consideración el tipo de producto que utilizaras para hidratar estos poros que están abiertos, suprime las grasas es decir que si usaras una base de leche intenta que sea des lacteada como el uso de yogurts que no tengan sabores ni colorantes, que pudiesen intensificar más adelante las grasas.

Cuando hayas elegido la hidratación de tu gusto  procese a aplicarla de 2-3 veces a la semana por las noches para que puedas dormir las 8 horas con una mascarilla leve, recuerda que puedes optar a la mañana siguiente para sellar por una mascarilla de avena con unas góticas de zumo de limón.

Recuerda que al utilizar esta mascarilla como un tratamiento de belleza para la piel mixta no puedes prolongar el tiempo de aplicación, ya que la hidratación es necesaria y el limón podría resecar la piel considerablemente.

Ahora llego el momento de la aplicación del maquillaje, en la mayoría de los casos debe ser  a base de extractos naturales que permitan la absorción por parte de la piel justo cuando se encuentra en este estado, ha de evitar las bases que al contacto con la piel adquieren un brillo excesivo ya que al transcurrir del día ira siendo poco a poco absorbida y no se desea más desventaja.

Opta por las bases de maquillaje hidratantes al igual que iluminadores de químicos suaves, teniendo presente que retirar el maquillaje posteriormente es obligatorio.